LA VERDAD DE TODAS LAS COSAS

LA VERDAD DE TODAS LAS COSAS
ebook
Ficha Técnica
ISBN:
978-84-17467-94-4
EAN:
9788417467944
Páginas:
544
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si

5,99 €
Sin stock
Comprar

La novela La verdad de todas las cosas es una narración estructurada en treinta cuadros, cada uno de ellos inspirado o transversalizado por referencias a obras cinematográficas, musicales o literarias de la cultura universal y colombiana que acompañan a los personajes en sus viajes íntimos. Cada cuadro le permite a diversos seres, vivenciar profundidades de su existencia, enfrentar la muerte, los desencuentros amorosos y los encuentros con otros y consigo mismos. No existe un hilo explícito que atraviese las historias, que algunas veces se encuentran de manera casual, en esa Bogotá imaginada en la novela, que a pesar de las referencias, termina por ser una ciudad cualquiera. Esta aventura permite que la obra pueda ser leída en el orden que el lector le quiera imprimir, pues con lo que se va a encontrar, es con una recopilación de texturas, emociones, sensaciones, que solo develan su forma terminada al finalizar la totalidad de los cuadros: una atmósfera. El título hace referencia al hecho de que la verdad está en lo que cada uno de nosotros vive. Cada historia es su propia verdad, que está en todas las cosas y no existe una que sea universal. La intimidad de las experiencias contadas, se devela con tanta fuerza, que es inevitable conceder que ahí se ha quedado plasmada una versión de la vida. Los cuadros indagan tanto el relato realista como el fantástico, satisfaciendo lo que cada personaje exige, para poner de manifiesto su experiencia. El estilo lo impone de igual manera el personaje, o la obra artística a la que hace referencia. En ocasiones la obra de arte es el pretexto, pero en otros episodios, se convierte en un marco de posibilidades, que incluso cuestiona la misma percepción de la realidad. Lo humano se desenvuelve en estos cuadros en el espacio de la imaginación como un lugar de posibilidades, de alternativas donde esas verdades personales adquieren su mayor y mejor dimensión. Podemos encontrar entre otros, una pareja que decide escribir una obra completa con el idioma inventado por Cortázar en su capítulo 68 de Rayuela o un escritor en ciernes, que quiere emular lo hecho por Proust en Paris con la Bogotá de este siglo. Por otro lado, hay un hombrecito que sueña, sin saberlo, escenas de un director de cine que alguien le dice que se llama Fellini y otro que descubre las circunstancias de la única vez que Woody Allen vino a Bogotá. Una mujer que sabe de su inminente muerte, se aventura en la noche bogotana buscado un lugar donde pueda escuchar por última vez ese bolero que la puede redimir de todos sus pesos y a la vez un hombre que muere arroyado por un carro, es recibido en el cielo de los músicos por la cantante cubana Freddy. Diez piezas musicales, diez obras literarias y otras tantas cinematográficas, ayudan a definir los sucesos de cada personaje, construyendo un camino por la vida de lo humano y a su vez, por una lista de obras de arte significativas ¿acaso ambos recorridos, no son lo mismo?