LA MARCHA RADETZKY

LA MARCHA RADETZKY
ebook
Ficha Técnica
ISBN:
978-84-9065-661-7
EAN:
9788490656617
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si

9,99 €

"Un libro de despedida, melancólico y profético, como son siempre los libros de los verdaderos poetas". Stefan Zweig

"Una obra maestra". Nadine Gordimer

En 1859, en la batalla de Solferino, el teniente esloveno Trotta salva la vida al emperador Francisco José. Es ascendido, condecorado y ennoblecido, y con los años su nombre aparece en los libros de Historia del Imperio austrohúngaro. Pero en ellos el episodio se narra deformado y Trotta acude al mismísimo emperador para que restaure la verdad. Este le dice: «Son tantas las mentiras que se cuentan»... y él, con una gran decepción, solicita el retiro y prohíbe a su hijo Franz ser soldado. El hijo sigue la carrera funcionaria! y llega a ser la máxima autoridad civil de una ciudad morava. Pero su hijo Carl Joseph, emulando al abuelo, acaba siendo teniente de caballería y conoce la monotonía de las guarniciones, los placeres de Viena y los peligros de los puestos fronterizos: amantes, duelos, amigos perdidos, aguardiente, deudas de juego. Joseph Roth escribió en 1932 La Marcha Radetzky, que aquí presentamos en una nueva traducción de Xandru Fernández. La novela se convirtió en un hito de la literatura del siglo XX, por su genial escrutinio de los dos grandes pilares del Imperio ?el ejército y la administración? y su crónica de una larga decadencia que, inadvertida para la vida reglamentada de sus protagonistas, conduce a la Primera Guerra Mundial. Mientras la Marcha Radetzky suena en ceremonias, tabernas y burdeles ?los mismos lugares donde cuelga el retrato del emperador? y todos los símbolos del Imperio parecen tener vida propia, se extienden los nacionalismos y los movimientos revolucionarios. La familia Trotta, para la que el lenguaje del ejército es «su lengua materna», está condenada a las «palabras mudas»; cuando el padre quiere decir: «Te quiero, hijo mío», lo que dice es: «Que te vaya bien». Y entretanto el narrador va descubriendo cómo la muerte forma sus propias imágenes.

Otros libros del autor Ver todos

LA LEYENDA DEL SANTO BEBEDOR
ebook