LA INDIFERENCIA DE DIOS

LA INDIFERENCIA DE DIOS
ebook
Ficha Técnica
ISBN:
978-956-338-285-3
EAN:
9789563382853
Páginas:
256
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si

12,32 €
Comprar

Un futuro lejano: el año 2070. Un Chile de mundo paralelo y una ciudad del sur llamada La Imperial. Un Chrysler Plymouth Fury llamado Christine explota y mata a su dueño, un ingeniero comercial casado con una joven e irreverente escritora de culto que es heroinómana y está embarazada del Anticristo. El padre del malogrado joven contrata a la detective y abogada Delfina Edith para dilucidar la muerte de su hijo. Todos parecen culpables. ¿Por qué el hermano menor de la escritora, obeso que se alimenta como única salida a su personal infierno, recita párrafos sueltos de la novela de su hermana? ¿Qué pasa con los brujos, aparentemente respetables padres de la escritora? ¿Es posible que el díler sea un hombre lobo? ¿Por qué la secretaria de la detective es adicta al sexo? ¿Es cierto que el asistente gay de Delfina Edith tiene un hermano alienígena? ¿Qué hace un billonario poeta en Estolia? ¿Hay zombis allí? El nonato que tiene en su interior la escritora, ¿es realmente un Anticristo? ¿Quién es el médium don Rosendo? La indiferencia de Dios es la secuela de la novela de culto La Hermandad Halloween, publicada en 2012. Ciñéndose a una intriga y suspenso policial inusuales, y adoptando rasgos fantásticos y de narrativa de terror, Ignacio Fritz nos entrega una obra abarrotada de guiños a la cultura hollywoodense, chatarra y pop. Un pastiche. Y si bien se trata de un folletín policial fantástico, heredero de J.G. Ballard y Richard Brautigan, estamos en presencia de una divertida ficción para leer en los ratos de ocio, que no se despreocupa del lenguaje, barroco y cinematográfico a su vez, y que ha de ser, según los entendidos, compleja. Cercana a series de televisión como Supernatural, La indiferencia de Dios es una apología al suicidio que se lee tal como se engulle una hamburguesa de fast-food. Y no pretende ser nada más que eso.