MALDITA

MALDITA
Ficha Técnica
Editorial:
MONDADORI
Año de edición:
ISBN:
978-84-397-2949-5
EAN:
9788439729495
Páginas:
336
Disponibilidad:
Sin estoc, disponible en breve
También en formato:
ebook
Idioma:
CASTELLA

19,90 €
Comprar

Me llamo Madison Desert Flower Rosa Parks Coyote Trickster Spencer, y soy un fantasma. En otras palabras: ¡Bu! Tengo trece años y un poco de sobrepeso. En otras palabras: estoy muerta y encima gorda.

Al finalizar el día de Halloween, los muertos que no regresen a tiempo al inframundo quedarán atrapados en el mundo de los vivos. Precisamente esto es lo que le ocurre a la adolescente muerta más mordaz y deslenguada del Infierno tras sus alocadas aventuras para enfrentarse al mismísimo diablo. Ahora, gracias a las confesiones sádicas y horripilantes de su blog personal en el limbo, descubriremos que Madison no llegó al Infierno por error o por casualidad, sino que fue condenada por las cosas terribles que hizo en vida. Y, por si fuera poco, Satanás, que desde el principio la tuvo en el punto de mira, pretende utilizarla para inaugurar con ella y sus célebres padres una era de condenación eterna en la Tierra.

De la misma manera que en Condenada Chuck Palahniuk nos brindó, de la mano de esta intrépida adolescente, un Infierno magnífico y repugnante, en Maldita el provocativo autor nos ofrece su visión más oscura y retorcida del mundo donde vivimos y morimos.

La crítica ha dicho...
«Los fans de Palahniuk estarán entusiasmados.»
Publisher's Weekly

«Realmente, el grotesco y exagerado retrato que hace Palahniuk de la sociedad norteamericana no es agradable, pero te agarra como el peor de los vicios.»
The Times

«Una excelente, divertida, inquietante y gratificante lectura, y, sinceramente, no puedo esperar a que llegue el tercero de la trilogía... Maddie es mi nueva heroína del Más Allá.»
The Guardian

«Aquellos que no se asusten por la impúdica ostentación de un sentido del humor escabroso ni por el rezumar de fluidos corporales encontrarán en Maldita una crítica satírica y cultural a la misma altura que su talento descarado y anárquico.»
Nashville Scene